Blog

Factura

Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Es muy probable que cuando haya realizado una compra al momento de pagar le pregunten si requiere de una factura o bien, esté iniciando una empresa en la cual le soliciten emitirlas para realizar el pago por su servicio.

Este documento es de mucha importancia, ya que en él se ve reflejado toda la información de una operación realizada entre un comprador y el vendedor, que además también funge como comprobante de cualquier tipo de transacción.

De igual manera es una forma de avalar de forma legal el préstamo o compra de algún servicio y que les funciona a los contribuyentes con el fin de comprobar sus ingresos y egresos, fundamental para llevar a cabo la declaración de sus impuestos ante el SAT, de ahí la importancia de saber qué es una factura.

¿Qué es una factura?

Una factura es un documento cuya índole es comercial o mercantil en donde se indica la compra o venta de bienes o servicios, gracias a su emisión se le otorga la validez legal y fiscal de dicha acción.

Podemos decir que es la acreditación de una transferencia de dinero a cambio de recibir productos o servicios, que son emitidas cada que se lleva a cabo un trabajo, en donde se recoge toda la información obligatoria solicitada por el Comprobante Fiscal Digital por Internet, o CFDI por sus siglas y que van conforme a los formatos y reglamentos que exige el SAT.

¿Para qué sirven las facturas?

Las facturas son de suma importancia tanto para profesionales, empresarios o emprendedores, por tanto, todos deberíamos conocer para qué sirven. Para comenzar toda empresa se encuentra obligada a emitirlas al momento de realizar alguna operación económica.

En ellas se evidencia toda la información sobre dicha operación, el tributario que la emita será el encargado de entregar este documento al comprador con el único fin de que se acredite la adquisición y otorgamiento de los servicios.

Asimismo su importancia radica en el caso de querer realizar alguna reclamación o devolución de los servicios o bienes ofrecidos, la factura será un comprobante o la garantía de que realmente sí se realizó dicha transacción.

Por otro lado, para las personas tanto físicas como morales, sirven como comprobantes para la deducción de impuestos, al momento de la declaración de sus ingresos y egresos, y llevar una contabilidad detallada.

Origen de la factura

Fue en el año de 1873 que se inicia el uso de la factura en papel, la cual no era controlada por ningún organismo, por lo que era muy fácil falsificar la información de ingresos y egresos, razón por la cual con los años se le han agregado aditamentos fiscales para que esto no pase.

A finales del año 1990 inicia la revolución tecnológica con el internet, popularizando a los comercios electrónicos y en donde las empresas comienzan su transformación digital, en ese mismo año nace el Comité de Factura Electrónica dando comienzo a la digitalización de las facturas.

Pero para el 2004 el Servicio de Administración Tributaria aprueba el Comprobante Fiscal Digital mediante el Comité de Facturación Electrónica. Para el siguiente año inicia con su primera versión de factura, la cual no era obligatoria emitir, aunque ya se iniciaba con este tipo de procesos para la facturación.

En el 2009 el SAT otorga dos opciones para la realización de facturas electrónicas, por medios propios, auxiliares y facturas impresas mínimas, un año más tarde en el 2010 se publica en el diario oficial de la Federación la creación del CFDI o Comprobante Fiscal Digital por Internet. Este sería el nuevo modelo a seguir para la facturación electrónica en el país, se crean los proveedores autorizados de certificación siendo los responsables de dar la validación a dichos documentos y presentarlos ante el SAT, así con el paso de los años cada vez más personas se ingresan al mundo de la facturación.

¿Quién está obligado y quién está exento de hacer facturas?

Todas las empresas y profesionales que vendan o presten sus servicios están obligadas a hacerlo, esto se traduce a que todos los contribuyentes que estén registrados ante el SAT y que ofrecen algún tipo de servicio se ven obligados a emitir facturas, de lo contrario, de no cumplir con esta obligación serán sancionados por la ley.

Por otro lado, las personas que están exentas de emitir facturas en México son todos aquellos trabajadores asalariados, esto a causa de que reciben una paga de forma directa de sus patrones, los responsables de retener impuestos y declararlos ante el SAT.

¿Qué información debe incluir una factura?

Al momento de expedir una factura, esta tendrá que contar con una serie de elementos, datos y conceptos obligatorios para que tenga una validación legal, que serán los siguientes:

Número de la factura

Este dato es el número de factura que fue emitida, según la línea a la que pertenezca, ya que existen varias de acuerdo a la empresa y a su actividad. Habitualmente se inicia una nueva serie de facturación cada inicio de año, pero no se está obligado a ello, aunque ayuda a tener una mejor organización y manejo de las facturas emitidas anualmente.

Fecha de emisión de la factura

Se coloca el día en que fue expedida y en el caso de que dicha transacción haya sido en uno diferente, se coloca la fecha correspondiente con el fin de evitar errores y que sea acreditada, así como la fecha máxima para pagar.

Datos fiscales del proveedor o empresa

Aquí se incluyen los datos del emisor, como el nombre completo o en caso de ser una empresa se coloca su denominación social completa. Este dato es muy importante y obligatorio para que cuente con validez.

También habrá que incluir lo siguiente en esta sección:

  • Código de Identificación Fiscal o Número de Identificación Fiscal
  • Domicilio fiscal
  • Código Postal
  • Población
  • Teléfono
  • Correo electrónico.

Datos fiscales del cliente

Obviamente no pueden faltar los datos de la persona a quien va dirigida la factura, como el nombre y apellidos del cliente o su denominación social, asimismo su CIF (Cédula de Identificación Fiscal) o NIF (Normas de Información Financiera) y domicilio fiscal.

Descripción del producto / servicio y precio

Se incluye de forma detallada la operación que se está realizando, desglosando los servicios contratados o los bienes que se adquirieron, la cantidad y una descripción de cada uno de los productos.

Impuestos de la factura e importe total

Es indispensable incluir el importe total, el precio unitario sin IVA y el saldo total a pagar ya con el impuesto incluido si es aplicable o bien, si existe un descuento u oferta es importante también desglosarlo a detalle y porcentaje a descontar.

Tipos de facturas

Factura ordinaria

La ordinaria es una de las que se usa con mayor frecuencia, ya que es emitida por las empresas o comercios cuando se realiza alguna operación, en donde se detalla el destinatario y el cual recibirá una copia, en otras palabras, es usada únicamente con el fin de justificar una actividad económica.

Factura simplificada o ticket

Como su nombre lo dice, funge como ticket o comprobante de pago, que únicamente es emitida en moneda nacional y para aquellos clientes o compradores finales, aquí no se incluye información fiscal de ningún tipo.

Factura proforma

La factura proforma no tiene ningún valor contable, ni tampoco sirve como un tipo de justificante, simplemente es un documento comercial, en la cual se desglosa toda aquella información de una posible futura operación.

Factura rectificativa

Este tipo es utilizado cuando se requiere la corrección o agregar información de una anterior, de forma parcial o en su totalidad. Deberá ser hecha en el momento que se tenga constancia de los motivos que generaron la rectificación y no exceda los 4 años de la emisión de esta, además, incluir el número o referencia de factura que se está rectificando.

Factura recapitulativa

En ella se permite incluir en una única factura varias transacciones u operaciones que van dirigidas a un mismo destinatario y aunque estén comprendidas en distintas fechas, siempre y cuando se hayan realizado en el mismo mes.

Factura electrónica

Las facturas electrónicas son lo equivalente a lo que sería una de papel, pero con diferencia de que estas se generan y envían en un formato digital, que obligatoriamente habrá de contener todos los datos ya antes mencionados, asimismo incluir una firma electrónica para que sea totalmente válida.

Ejemplos de facturas

En Despacho contable le recordamos que, si requiere la emisión de facturas electrónicas y justificar sus ingresos ya sea persona física o moral, nosotros ponemos a su disposición el servicio de facturación electrónica, en donde nuestros contadores le ayudarán en todo este proceso con la generación de comprobantes y reportes de cobranza. Finalmente le compartimos algunos ejemplos de los tipos que existen de este importante documento:

Ordinarias

Simplificada o ticket

Proforma

Rectificativa

Recapitulativa

Electrónica

 

Entradas recientes

RIF

Existen diferentes regímenes impuestos por la Secretaría de Hacienda y

Factura

Es muy probable que cuando haya realizado una compra al

IVA

Cuando hacemos cualquier tipo de compra, por lo general nos

Contabilidad

Cuando escuchamos números o matemáticas la mayoría huimos de ellas